Translate - Tradutor - переводчик - 翻譯者

lunes, 21 de noviembre de 2016

Kheper



Puedo sentir que me estoy recubriendo
una planta sin flores trepa por esta casa
desde afuera.
aleatoria y rápidamente
va tapando sus poros.
Hay un hueco tan grande en el centro del living
que ya no late su sangre a las paredes,
es que no hay arterias sin venas.
Y los hogares se pudren tanto de adentro hacia afuera
como de afuera hacia adentro

No estoy llorando, mas que gusanos de agua
ellos salen cuando quieren transformarse
y dibujan sus caminos sin pedirme consejos


Esta casa dejada, se va llenando de manchas y hongos
y entonces terminare mudándome como una serpiente
a un cuerpo donde es posible ...
que tu abrazo y el mio ya no encajen
a esa perfección que yo sentía.


Kheper entra todas las noches en este amplio espacio.
Escarabajo que sale de mi almohada
“el que vino a la existencia del inicio”
y se adhiere a mi tórax
apretándome el hilo de oro que borda los sueños
que tengo que soñar,
y luego se lleva los desechos, atravesando lo que sea necesario.


Es que no llega la vida a mis manos,
ya no está alcanzando.
estarán frías y muertas si me sujetas.
Sujetaras la mano del fantasma de la complicidad
Así como el frío ataca mi mano,
también ataca los pies.
La circulación tiene esa cosa con las extremidades,

es como si supiera lo que debe separarse primero.

domingo, 13 de noviembre de 2016

Mis planos




No hubo lineas rectas contigo
quiero decir, hubo picos de montañas y cuevas
como las del corazón, cuando estamos vivos.
Picos de fé y delirio
cuevas de frío y sinceridad, de peligro de muerte.
Hubo radiación en la cama,
curando células, de la enfermedad del sin sentido.
Curando células como mecanismo de conservación de la vida que se nos escapa.
Casi como congelándonos, para retomar el tiempo ante un - fuego - Prometeo
que nos diga a donde ir,
a cada una
en este mundo complicado.
Yo iba pensando en otro plano
mientras vos te fuiste

Finalmente la realidad cedió su paso.
La realidad de las máscaras,
que es la que mas duele.
Farenheit 141 de tus palabras
desprevenida me agarró el aprendizaje.
Las agujas del reloj, giran enloquecidas
lo que no giraron todo este tiempo.
Y es fácil cerrar un libro de hojas disueltas.

Haciendo inútil la velocidad de la luz.
Dejé mi habitación a la oscuridad, porque ella estaba antes.
luego prendí la lámpara de mi mesita
para que aceche y sepa, que también la procede y es quien me induce al mundo de los sueños...
donde mi tercer ojo se despliega,
como la pluma de un pavo real,
revelando todas las visiones

Donde todo lo que necesito,
son verdades , que hoy solo vienen de mis planos

sábado, 12 de noviembre de 2016

Aprender de lo bueno



Nos acostumbramos tanto al sufrimiento por las cosas malas, que a veces cuando se nos presenta algo bueno, preferimos sufrir antes y alejarlo, porque sabemos que en algún momento va a estar todo bien, inclusive cada vez más temprano esta todo bien...
 y nos olvidamos que la vida termina siendo el resultado de todas las cosas que podemos elegir , por lo tanto también el resultado de las cosas que no están.
 Estamos tan acostumbrados a pensar que la felicidad son momentos, que nos olvidamos de luchar aferrarnos a ella . Nos olvidamos de ganar.

Brindo por esa búsqueda de honestidad con uno mismo en todos los rincones de nuestro laberintos y abrazar ese Minotauro antes de que se entregue.
Por lo tanto brindo por dejar de ser esa esfera, esa geometría que nos permite gastar la mínima cantidad de energía, pero solo nos rueda. Brindo por permitirnos de aprender de lo bueno. 

ya bastantes cosas hay que no dependen de nosotros.

viernes, 11 de noviembre de 2016

Ave



No me sirven las migas de pan,
ni la carne expuesta.
Aunque en este momento
solo me rodee oscuridad y frío
soy mas bien el  ave que se busca
los gusanos y las frutas.

lunes, 7 de noviembre de 2016

De eso se trata ahora.



Tener el cansancio suficiente, para no pensar después. Y disfrutar de pequeñas cosas, como si fuesen algo, a causa de compararlas con el sacrificio. De eso se trata ahora.
Si supiera al menos que podría hacerme feliz.
Al menos albergaría una esperanza para dormir todas las noches pensando en ello, como medicamento al alma
como una estrella fugaz, una estrella fugaz que un día se congela estática hacia mi, aunque lleve la forma de un girasol. Mi recompensa.
Pero no me atraen las estrellas.
No se si estoy en lo correcto, pero creo ver en el espejo mi cráneo abierto , y alguien jugando con mi cabeza.

Entonces, tu boca, tu boca de gaviota se va alejando, cortando el aire, va liderando, por eso me doy cuenta de que sos vos.
Ni siquiera creo tener un alma, quizá la vida se trate de eso, de aceptarnos así, de aceptar que somos un hombre en una caverna que enciende un fuego luego de haber pasado su tarde cazando.
Calentándose, viendo las chispas.

Un chorro de líquido se estremece por la comisura de mi boca.

De repente el té tiene el sabor de tus especias, de las que germinan en tu piel cuando me querés.

¿Qué me están haciendo? ¿Acaso yo accedí a alguna clase de tratamiento?
Lo siento, mientras veo en el espejo, o la ventana y su reflejo o.
Alguien pone capas y capas como si fuese un cristal barato, que debiera ser endurecido, que debiera quedar pronto.
Tal vez uno de aquellos hombres en algún momento quiso escapar de ese fuego, como yo ahora quiero escaparme de todo.
Odio pensar que la vida no tiene sentido, o más concretamente que nada me llena nunca, porque tal vez, si se pueda vivir sin un sentido. Porque aquí estoy.
Aquí, aquí, aquí. Estuve, estuviste, estuvimos, mucho rato.
La lluvia, mis ojos, se llenan de miel, es dulce, porque alguien esta tocándome el cerebro con el cráneo expuesto, y me toco en el lugar dulce.
Lugar, aquí. Ya no más.

“Nunca más” dijo el cuervo,“Nevermore”. “nunca jamás” era donde estaba Peter "Nerverland".
Y tus lunares formar en mi lugar favorito, al triángulo de las bermudas.
Parece que está levantando algo de mi cabeza, gelatinoso, más allá de todo lo que parece esa materia, tal vez mi luz este allí.

Quiero decirle a aquel hombre sentado en la roca que yo tampoco, puedo explicarlo, pero que creo
que por algo no morí aun. No se si es el afán a la incertidumbre, o la naturaleza que también debo aceptar en mi, de cierta resiliencia al caos.
A lo mejor, esta funcionando este tratamiento, alguien quitando los gusanos de mi cabeza, aunque en ellos se vaya una parte de mi.

Veo tu iris abriendo paso a la pupila de forma extraña, como girasol negro.

Veo cosas de mi pasado y posibles vidas, calles que debo agarrar, horizontes que no se si están.
Solo se que hay gente con la que quiero caminar un poco ahora, mientras tanto.
O quedarme en la playa y que la arena me entierre los pies.
Un poco antes de estar cansada para pensar menos, porque así estaré, y esta bien. Porque es el tramo de calle más limpio.
Por ahora eso es suficiente
Goteo un poco más. Y ponen la tapa de mi cráneo.

miércoles, 2 de noviembre de 2016

Sobrevivo



Sobrevivo en tu cuerpo.

De este mundo a veces sobrevivo solo allí

Haciéndole el amor a la pasión.

A la pasión por pasión.

No me extraña

que en la historia existan vientres atravesadas por dagas,

el lugar donde se colocan hijos de fuego

porque

allí es donde galopan los caballos cuando son libres

No me extraña Píramo y Tisbe.

Ni Romeo y Julieta, ni Anksunamun




Muriendo un poco, desesperada,

tiene todo el sentido.

Hacer el amor a la pasión porque si,

a la piel, piel que es piel.

Que son células e información y luz.

El amor a la luz.

Porque sí, sin identidad.

A la luz recta y viril, y a la luz serpentosa,

la que lleva interferencia con sus curvas.

Hacerle el amor a la matemática, a las geometrías. A lo abstracto.

Como un sueño

" ese sueño dentro del sueño"




Quizá por ello sobrevivo en tu piel.

De todo este mundo a veces.

De este mundo

Que me apaga

Mundo de Moiras que mapean hasta mis pensamientos,

luces de un edificio que van cediendo al caer la noche

Moiras que dibujan las rutas de una ciudad enredada,

ciudad de telaraña, en la cual me cuesta caminar.




En este mundo a veces,

encuentro el condimento de generación espontanea

de mis sueños, en la levedad que va emergiendo,

de reposar mi cuerpo seco en tu hombro.





miércoles, 19 de octubre de 2016

Cuando no hay nada en mi




No tengo nada que decir de mi
no hay nada en mi ahora.
un siamés en una terraza me observa
y la bóveda de sus ojos
junto a la bóveda del cielo
componen una esfera
y miles de estas comienzan a caer desde el cielo
con su sonido de sintonizacion

voy uniendo mis pasos de tigre
que se mueve despacio en una selva
percibiendo la sabiduría del momento preciso
voy volviendo a casa
con la menor cantidad de lluvia sobre mis hombros
con la forma de una esfera,
salvaguardando el momento para usar mi energía
y decir algo de mi,
porque no hay nada en mi, ahora.

Páginas vistas en total

EXPERIMENT


"EXPERIMENT to me
Is every one I meet.
If it contain a kernel?
The figure of a nut

Presents upon a tree,
Equally plausibly;
But meat within is requisite,
To squirrels and to me."
Emily Dickinson
(1830–86).